Skip to content

Historia

El juego moderno de Waterpolo se origina como una variante del polo a caballo, jugado con un balón de caucho de la India en los ríos y lagos de Inglaterra y Escocia. El Waterpolo nace para entretener al público durante las largas competencias de natación, donde dos equipos montados sobre barriles de madera con cabeza de caballo, manejados por remos, utilizaban una pelota para convertir goles.

El término polo viene de la forma en la que los ingleses pronunciaban el término pulu (pō’lō), que en idioma balti -hablado en el norte de Pakistán – significa pelota.

Pronto se eliminaron los barriles de madera y pasó a practicarse en las piscinas. Los primeros partidos eran normalmente exhibiciones de fuerza bruta, pues rara vez se practicaban pases o combinaciones. El gol era valido cuando se colocaba el balón con dos manos en lo alto del extremo de la piscina. En esta etapa, para anotar el jugador atacante debía acercarse demasiado a la portería y saltar inesperadamente sobre el portero, al que se le permitía estar de pie en el borde.

El waterpolo fue uno de los primeros deportes por equipos que se practicaron en los Juegos Olímpicos, pues su andadura empezó en los juegos de Atenas en 1900, junto con el críquet, rugby, fútbol, polo (con caballos), remo y remolque de guerra (jalar la soga). Como dato curioso en los Juegos Olímpicos de St. Louis de 1904, Estados Unidos fue el único país participante que presentó hasta tres equipos. Es la única vez que Estados Unidos ha ganado la medalla de oro olímpica.

En el Perú, el Waterpolo empezó a practicarse con singular popularidad desde la segunda década del siglo pasado hasta mediados de siglo, básicamente en el Muelle Dársena del Callao y en las playas de La Punta. Entre los equipos de la época destacan el Longo Club y el Sima. Causa sana envidia descubrir que en el año 1937 un partido de Waterpolo era capaz de congregar a cientos de espectadores en el Muelle Dársena de El Callao.

1937, partido de Waterpolo en el Muelle Dársena – Callao

Lastimosamente, no se llegó a aprovechar la popularidad que había adquirido el deporte y se dejó de practicar por casi treinta años.

A fines de la década de los setenta, y cuando la práctica del deporte yacía en el más absoluto olvido, el Waterpolo peruano inicia una tibia recuperación con la llegada de un entrenador rumano. Sergio Morariu introduce nuevamente la práctica del Waterpolo en el Perú, tomando como base a ex nadadores de diversos clubes de natación de la ciudad de Lima.

Luego de estos primeros años, al promediar la década de los ochenta y hasta los primeros años de la década siguiente llegaron los entrenadores Danilo Mazuera de Colombia (nos dejó prematuramente) y Carlos Sanchez de Cuba. Este último goleador absoluto de los Juegos Olímpicos de Munich 1972. A inicios de los años noventa se practicaba el Waterpolo, además de en la ciudad de Lima, en las localidades de Arequipa e incipientemente en Trujillo. También hubo algún intento para introducirlo en Chosica a través del Country Club El Bosque. El equipo más importante de la época fue el ya desaparecido San Isidro Natación.

La historia del Club Deportivo Campo de Marte, formador de generaciones de waterpolistas peruanos, empieza con la llegada a mediados de los noventa de Ernesto Martínez (“perita”) también de origen cubano. Luego de algún tiempo de la llegada de Ernesto y contando con una considerable base de deportistas se plantea la necesidad de organizar un campeonato inter clubes. Participan de este experimento inicial los equipos de Los Incas, San Karloss de Arequipa y el Campo de Marte. Posteriormente se uniría el Club de Regatas Lima. En este período el único equipo que podía llevar el nombre de club era el Regatas Lima, pues los demás no tenían ninguna base institucional. Los Incas estaba formado por los seleccionados del equipo de mayores del Perú y el Campo de Marte por los seleccionados juveniles. El duelo entre estos dos equipos fue todo un clásico en esta etapa iniciar del resulgir del Waterpolo nacional. El equipo de Los Incas -ya desaparecido- monopolizó los campenatos peruanos a fines de los noventa. No obstante, El Rojo gana su primer titulo en el año 97, cuando la estrella de Los Incas ya estaba en declive y surgia la figura del Club de Regatas Lima como rival a vencer. Con el nuevo siglo vendría el tiempo de El Rojo y del clásico Los Incas – Campo de Marte se pasó al Campo de Marte – Regatas. Posteriormente, Aquatica Sports Center de Camacho ingresó en competencia y entre los años 2003 y 2007 fue principal rival de El Rojo por los titulos nacionales. En los últimos años, el Regatas Lima ha logrado recurperar el  nivel acorde con su centenaria tradición.

El Club Deportivo Campo de Marte se formalizó a nivel institucional y federativo el 22 de enero del 2003, siendo su primera presidenta la Sra. Carmen Beatriz Medina Jaime, la misma que fue sucedida en el cargo por el Sr. Nestor Arístides Guerra Chombo que ocupó el cargo desde diciembre del 2004 hasta diciembre de 2010. Desde el mes de diciembre de 2010 ocupa la presidencia del club Vicente Hinojosa.

Actualmente, el club deportivo Campo de Marte cuenta con más de 50 deportistas inscritos en sus diferentes categorías, de los cuales 30 de ellos están registrados en la Federación Deportiva Peruana de Natación.

En su historia, desde su formación a cargo Ernesto “Perita” Martinez en el año 1995, pasando por su formalización en el 2003, hasta la actualidad, el Club Deportivo Campo de Marte ha sido Campeón Nacional en los años 1997, 2000, 2001, 2004, 2007 y 2010 en la categoría Open; y, en Junior en los años 1995, 2000, 2001, 2002, 2003, 2004, 2005, 2006, 2007, 2010 y 2011.

A %d blogueros les gusta esto: